19.1 C
Querétaro
lunes, enero 24, 2022
HomeNacionalesAceleran la aplicación de refuerzos en la población adulta para encarar Ómicron...

Aceleran la aplicación de refuerzos en la población adulta para encarar Ómicron en CDMX

La Ciudad de México inició 2021 en pleno ascenso de la segunda ola de la pandemia de Covid-19, la más letal de las tres que ha sufrido hasta ahora la capital del país, y termina el año con todos sus indicadores ─hospitalizaciones, casos activos o tasa de positividad─ en sus mínimos históricos desde que inició la emergencia sanitaria (marzo de 2020). Sin embargo, la nueva variante Ómicron amenaza con ganar terreno en México.

Aun siendo el epicentro de contagios y hospitalizaciones ─por el tamaño de su población─, la Ciudad de México encara el cierre de año con el 95% de su población adulta con esquema completo de vacunación; con adolescentes de 15 a 17 años con y sin comorbilidades vacunados y con la aplicación de la dosis de refuerzo para mayores de 60 años.

Sin embargo, la nueva variante Ómicron, descubierta en noviembre en Sudáfrica, está al acecho de la ciudad. Hasta el 21 de diciembre se habían confirmado 23 casos de la nueva cepa presentes en México, de los cuales 16 corresponden a la capital, cifra que no orilló a las autoridades a decretar restricciones, como ya se ha hecho en varias ciudades de Europa.

El escenario actual es completamente distinto al de inicio de año. El 19 de enero de 2021 la Ciudad de México alcanzó la cumbre del segundo pico de la pandemia con 10,071 personas hospitalizadas por Covid-19 o sospecha de este, desde ahí inició el descenso y luego una tercera ola que no tuvo el alcance de la segunda, pues ya había población vacunada contra Covid-19.

La Ciudad de México inició la vacunación de su población en febrero de 2021. Arrancó con los adultos de 60 años y más. Le tomó 10 meses avanzar por todos los grupos mayores de edad: siguieron los de 50 a 59; los de 40 a 49; los de 30 a 39; los de 18 a 29 y al final los adolescentes de 15 a 17 años con y sin comorbilidades.

El pasado 14 de diciembre, la ciudad inició la aplicación de la tercera dosis, o refuerzo. Como en la aplicación del esquema completó, inició con las personas de 60 años y más. El biológico que se aplica es de la marca AstraZeneca, independientemente de la vacuna que le haya correspondido en la dosis ordinaria.

A lo largo de las diferentes fases de vacunación, el gobierno de la Ciudad de México experimentó algunos tropiezos en la logística que en la mayoría de los casos se corrigieron el mismo día o al siguiente. Incluso, la incidencia más recurrente fue que personas que no radicaban en la alcaldía que correspondía vacunar se presentaban para recibir una dosis.

Incluso en abril, dos jóvenes de 30 y 35 años fueron detenidos en la sede del Centro de Estudios Navales en Ciencias de la Salud de la Marina, en la alcaldía Coyoacán, porque se disfrazaron de adultos mayores para recibir la vacuna contra Covid-19 cuando todavía no se aplicaba el biológico a su grupo de edad. Después se supo que uno de los jóvenes era hijo de la actriz y comediante mexicana Aida Pierce.

En medio de la vacunación, entre junio y septiembre, la Ciudad de México vivió su tercera ola de contagios que se vio menguada por diferentes factores, entre ellos que la inmunidad proporcionada por la vacuna contra Covid-19 en personas adultas mayores redujo las muertes en este grupo de edad, y que al ser las personas de 30 a 49 años las que todavía no recibían esquema completo de vacunación o ni una dosis, los contagios se concentraran en este sector de la población, reduciendo así los casos fatales.

Incluso la tercera ola estuvo precedida por el cambio de semáforo epidemiológico en la ciudad: dejó el amarillo y pasó al verde el 7 de junio. Este cambio marcó también el regreso a clases presencial en la capital, que estuvo marcado por las dudas del personal docente y de los padres y madres de familia, pero que finalmente fue el inicio del regreso a las aulas, que se mantiene vigente.

Aun cuando hay nuevas olas de contagios y hospitalizaciones en diferentes ciudades del mundo ante el avance de la variante Ómicron, la jefa de gobierno de la Ciudad de México dijo el 21 de diciembre que hasta ese momento no había “ningún indicador que nos alerte de que se está incrementando los contagios, ningún indicador, ni las hospitalizaciones, inclusive, ni las defunciones; no hay ningún indicador que nos alerte”.

“¿Cuál es la estrategia que se ha seguido? Avanzar en la tercera dosis de vacuna, particularmente para adultos mayores que que es justamente la población más vulnerable, y se va a seguir avanzando en la tercera vacuna con otros sectores de la población, conforme nos vaya a orientando el Gobierno de México”, declaró la mandataria capitalina. La ciudad encara el cierre de año en mejores condiciones que 2020, pero Ómicron se mantiene al acecho.

fuente: forbes

Relacionados

Últimas noticias