11.8 C
Querétaro
martes, octubre 19, 2021
InicioNegociosTurismo espacial a la vuelta de la esquina

Turismo espacial a la vuelta de la esquina

(AP) — Ahora que el magnate Richard Branson hizo su primer vuelo espacial experimental con un aparato de su empresa Virgin Galactic, el turismo espacial está a la vuelta de la esquina. Y el estado de Nuevo México se apresta a cumplir un sueño de décadas.

El exgobernador Bill Richardson es uno de los que han observado el progreso de la empresa, desde que él y su equipo trajeron al multimillonario británico a Nuevo México. Los dos estrecharon sus manos y asumieron un compromiso: Branson construiría el primer aparato capaz de llevar turistas al espacio y Nuevo México aportaría la primera terminal para esos vuelos.

A quienes le decían que perdía el tiempo y dilapidaba fondos públicos, Richardson respondía: “Se equivocan. Hay que tener visión. Esto se va a dar y va a ser grandioso”.

Richardon, quien gobernó durante dos períodos, fue uno de los que festejaron cuando Branson y su tripulación llegaron al espacio el domingo. Unos 500 invitados, incluidas celebridades, clientes de Virgin Galactic, políticos y un grupo de estudiantes, observaron desde afuera de la terminal Spaceport America, mientras en todo el estado había fiestas en torno a la ocasión y el evento era transmitido a todo el mundo.

Rick Homans, el secretario de desarrollo económico que encabezó las primeras negociaciones con Virgin Galactic, fue uno de los presentes. Dijo que había sido un proceso largo y difícil, que arrancó lleno de incertidumbres.

¿Valió la pena? Claro que sí, sostuvo.

“Mire a su alrededor”, expresó. “Todo el mundo está pendiente de Spaceport America y de la industria que podría estar naciendo aquí. Creo que este es el comienzo de algo grande y que la inversión que hicimos va a rendir dividendos en las próximas décadas”.

Los residentes de Truth or Consequences, una ecléctica comunidad en el desierto, a unos 48 kilómetros (30 millas) de la terminal, se muestran entusiasmados porque ahora la gente sabe nuevamente dónde están en el mapa. La ciudad ganó cierta prominencia en 1950, cuando aceptó cambiar su nombre de Hot Springs a Truth or Consequences (Verdad o Consecuencia) como parte de una maniobra publicitaria de un programa radial con el mismo nombre.

Relacionados

Últimas noticias