14.1 C
Querétaro
miércoles, diciembre 1, 2021
InicioNegociosUn negocio que crece este año la venta de disfraces para celebrar...

Un negocio que crece este año la venta de disfraces para celebrar el Halloween

La festividad de Día de Muertos levantan ventas en un 64.3% respecto a las cifras registradas en 2020, y dejará una derrama económica por 4 mil 213 millones de pesos en la capital; informó Nathan Poplawsky, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México.

Comerciantes de disfraces, pelucas y maquillaje, son los que han proyectado una alza en sus ventas hasta de un 40% a comparación de 2020 por la pandemia por Covid-19.

“A comparación del año pasado, las ventas tuvieron un aumento de 30% 40%. En 2020, fue un 40% más bajo de lo que vendíamos años anteriores”, revela Axel Chávez Duarte, gerente de tienda de disfraces “Érase Una Vez”.

“Nosotros comenzamos desde el 2 de agosto, y el número de ventas va muy bien. A comparación del año pasado; mucha de nuestra mercancía se fue a destrucción ya que no teníamos ventas”, comenta Marco Villanueva, vendedor del área de disfraces de Liverpool Parque Delta.

En la renta o compra de disfraces en locales independientes, tiendas departamentales y en mercados, los costos varían desde los 300 pesos hasta por arriba de los 1,000 pesos. Vendedores comentan que cada año se espera un aumento dentro del 5% al 15% de ventas debido al impacto que conllevan las fiestas de disfraces, por ende en 2020 por la epidemia de SARS-CoV-2 afectó la baja de ventas hasta por debajo del 40%.

“Están entre 350 pesos, hasta 1,000 pesos, depende el modelo para adulto, para los niños está su precio entre 350 a 600 pesos dependiendo el traje. Las máscaras las tenemos entre los 50 hasta 250 pesos, el maquillaje, desde 10 hasta 40 y es de pintura vegetal. Son mexicanos nuestros productos. Afortunadamente hemos vendido de todo. Tenemos alrededor entre 30 a 40 personas por día”, dice Esther Hernández, vendedora de disfraces en el Mercado de Jamaica de la Ciudad de México.

“Nuestro fuerte es la venta de disfraces para adulto y el rango de precios es entre 500 a 800 depende del personaje y el modelo. Las máscaras están en venta y su rango de precio está alrededor de 200 a 500 pesos, afortunadamente, todos nuestros productos se han estado vendiendo; el juego del Calamar es el disfraz que más se ha solicitado. Tenemos alrededor de un 30 a 50 personas por día”, comparte Axel Chávez Duarte, gerente de tienda de disfraces “Érase Una Vez”.

“Los disfraces estaban en 769 pesos y cayeron en un 20% de descuento y ahora están en 615.  Lo que más se han llevado han sido dragones, payasos, brujas y calabazas. Tenemos una afluencia de 100 o 200 personas por día. Los productos son de la marca House, las máscaras son de látex biodegradables, son provenientes de china”, comparte Marco Villanueva de Liverpool

El dirigente de los comerciantes establecidos en la CDMX comenta que a partir del 29 de octubre y hasta el 2 de noviembre, los giros que registrarán mayor dinamismo serán: alimentos, disfraces y maquillaje; artículos de ornamento, bebidas alcohólicas.

 

Comerciantes de artículos para Halloween destacan que, actualmente los disfraces, es lo que más se vende a comparación de los productos para las ofrendas de tradición de Día de Muertos en México.

Poplawsky Berry manifiesta que, a pesar del lento crecimiento económico de este año, se espera que la ampliación de actividades relacionadas con el Día de Muertos impacte más allá de las expectativas en las ventas y en un mayor número de visitantes a la capital del país.

 

“Víspera de Todos los Santos” es una de las principales festividades anglosajonas, la que origina la creencia de las almas de los que habían muerto volvían a visitar sus hogares. La gente prendía fogatas para ahuyentar a los espíritus malignos, haciendo uso de máscaras y disfraces para evitar ser reconocidos por los fantasmas que se creían presentes. Migrantes irlandeses traen al continente americano a los Estados Unidos esta festividad, que originalmente se le llamaba “All Hallow’s Eve“, dando origen a la contracción Halloween, que con el paso de los años, pasó de ser un ritual a una fiesta de disfraces.

En México, la tradición del Día de Muertos es de origen prehispánico, que se conmemora el día 1 y 2 de noviembre, inspirado en los indígenas que acostumbraban colocar altares con ofrendas (comida, veladoras, flores de cempasúchil) para recordar a los difuntos, fomentando la familiaridad con la muerte. Halloween, siendo una festividad que se ha implementando en gran parte del mundo. Los mexicanos también se han arraigado a estas fiestas de disfraces. Comerciantes comentan que se ve reflejado la alza de venta de artículos para Halloween que objetos para la tradicional ofrenda de muertos.

“Yo creo que lo que nos gustaría más, es que se siguiera la tradición de antes, en la compra de veladoras, flores, artículos de la ofrenda. Porque esa es nuestra verdadera tradición de Día de Muertos como mexicanos. El disfraz que menos se vende es el de catrín y catrina, y ya casi no se veden las calaveritas, veladoras y las tradicionales cosas para la ofrenda”, destaca Esther Hernández.

fuente: forbes

Relacionados

Últimas noticias