17.5 C
Querétaro
jueves, enero 27, 2022
HomeSaludLa artritis también puede afectar a niños y adolescentes

La artritis también puede afectar a niños y adolescentes

Existe una creencia general de que las enfermedades reumáticas solo afectan a las personas mayores, pero la realidad es que las patologías del aparato musculo-esquelético también pueden darse durante la infancia y la adolescencia.

Entre las enfermedades reumáticas que se dan en edad pediátrica, la más común es la artritis idiopática juvenil (AIJ), que hace referencia a un grupo diverso de enfermedades inflamatorias de origen desconocido que comienzan durante la infancia y cuya manifestación más común es la artritis (hinchazón y sensibilidad de una o más articulaciones).

Artritis idiopática juvenil, la más común

La artritis idiopática juvenil (AIJ) es un término que recoge las artritis de origen no infeccioso que comienzan antes de los 16 años.

La prevalencia de esta patología se estima entre 4 y 16 casos por cada 100.000 niños menores de 16 años. Por otro lado, la prevalencia es mayor en niñas, variando la proporción según el tipo de AIJ.

Existen varios tipos diferentes de artritis que se diferencian en sus síntomas, en su respuesta a los tratamientos y en su pronóstico.

En estos pacientes, se ve afectado sobre todo el tejido conjuntivo (articulaciones, músculos y tendones); así como la piel, ojos, vasos sanguíneos, etc.

Las causas de la Artritis en niños

Por el momento, se desconoce el motivo que la provoca: “La causa de la AIJ no se sabe, de hecho, la palabra idiopática significa exactamente eso, que su origen es desconocido”, explica el Dr. Juan Carlos Nieto, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y especialista en Reumatología Pediátrica en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

“Sin embargo, sí sabemos que algunas infecciones o traumatismos pueden ser responsables del inicio de la artritis”, prosigue.

La mayoría de los tipos de artritis idiopática juvenil son trastornos autoinmunes. Esto significa que el sistema inmunitario del paciente, que normalmente ayudaría a su cuerpo a combatir infecciones, ataca en este caso el tejido sinovial (que se encuentra en el interior de las articulaciones) provocando su inflamación.

Síntomas

Como en el caso de la artritis que afecta a los adultos, los síntomas de la artritis idiopática juvenil son:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Limitación de la movilidad articular.
  • En este tipo de artritis, la articulación más frecuentemente afectada es la rodilla, seguida del tobillo, por lo que la cojera también es un síntoma frecuente de la AIJ.

Como nos explica el Dr. Nieto, a parte de estos síntomas, la artritis también puede causar otros problemas:

  • La manifestación no articular más frecuente es la inflamación ocular, que se denomina uveítis. Es muy importante conocer que esta inflamación puede aparecer de forma asintomática, por lo que es importante acudir al oftalmólogo con regularidad para evitar secuelas en la edad adulta.
  • El tipo de AIJ sistémico también puede producir una inflamación generalizada que se presenta con fiebre, lesiones cutáneas, adenopatías y aumento de órganos como el hígado y el bazo.
  • Por otro lado, la inflamación crónica de una articulación como la rodilla favorece el crecimiento asimétrico de las piernas, produciendo dismetrías y problemas al caminar en la edad adulta.
  • Si la inflamación es generalizada, puede haber un retraso del crecimiento y una menor talla en edad adulta.

Algunos niños pueden experimentar síntomas durante unos pocos meses, mientras que otros presentan síntomas durante muchos años.

Primeras señales de alerta

Los primeros síntomas suelen ser el dolor y la inflamación de las articulaciones. Una señal temprana de artritis juvenil puede ser que el niño presente cojera.

Por otra parte, la fiebre y las lesiones cutáneas asociadas son otro de los síntomas que pueden indicar la presencia de una enfermedad reumatológica.

Cuidados para niños con artritis

El diagnóstico de artritis idiopática juvenil implica una enfermedad crónica que debe tener un control a lo largo de la vida.

Sin embargo, algunos pacientes pueden presentar un único episodio o estar años completamente asintomáticos y sin necesidad de tratamiento.

“Los cuidados que necesitan estos niños son consultas periódicas con el reumatólogo pediátrico para evaluar el estado de la inflamación y un tratamiento que controle la inflamación a corto y a largo plazo”, explica el reumatólogo.

“Por lo demás, el objetivo es que estos niños hagan vida lo más normal posible, incluidos el ejercicio físico y la escolarización”.

Es importante individualizar cada caso, y el reumatólogo informará adecuadamente en cada situación.

efectos emocionales

Los niños que padecen artritis idiopática juvenil no solo pueden tener problemas a nivel articular, “la enfermedad también puede influirles en el estado emocional, que puede estar relacionado con la situación clínica o no”, asegura el Dr. Nieto.

El diagnóstico de una enfermedad crónica es siempre difícil, y en un periodo tan delicado como la adolescencia puede afectar mucho más.

En ocasiones es necesario que se ayude a los pacientes y sus familiares desde consultas de psiquiatría infantil.

Tratamientos para combatir la artritis

La detección precoz de la artritis idiopática juvenil es fundamental para comenzar un tratamiento adecuado y mejorar el pronóstico de la enfermedad.

En cuanto a los tratamientos, “los de tipo farmacológico son múltiples, desde infiltraciones de corticoides en las articulaciones inflamadas a tratamientos que modulan el sistema inmunológico”, explica el Dr. Nieto.

Además, se recomiendan tratamientos no farmacológicos, que son tan esenciales como los farmacológicos. Estos incluyen “la fisioterapia, el ejercicio físico y mantener una alimentación sana, sin dietas concretas. Todo ello es muy importante para conseguir un control óptimo de la enfermedad”, añade el especialista.

fuente: saber vivir

Relacionados

Últimas noticias