13.7 C
Querétaro
viernes, octubre 22, 2021
InicioSaludLa FDA alertó sobre un posible riesgo de síndrome de Guillain-Barré en...

La FDA alertó sobre un posible riesgo de síndrome de Guillain-Barré en los vacunados con J&J

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés), informó sobre un riesgo asociado a la vacuna contra COVID de Janssen Biotech, filial de la estadounidense Johnson & Johnson. De acuerdo con información esta vacuna sugiere un mayor riesgo de Síndrome de Guillain-Barré (SGB)

Este es un padecimiento poco común; aunque hay informes de la relación entre la vacuna y el síndrome, hasta ahora se sabe que la posibilidad de que un vacunado desarrolle la enfermedad es baja. No es la primera vez que se asocian las vacunas de COVID-19 con otras enfermedades, por ejemplo, en diciembre se habló sobre la parálisis de Bell y las vacunas de Pfizer y Moderna; mientras que el abril se mencionó la posible relación entre la vacuna de AstraZeneca y casos de trombosis.

Sin embargo, estas y otras vacunas son reconocidas por la Organización Mundial de la Salud como una herramienta segura y eficaz contra COVID-19. “Las autoridades reguladoras aprueban y mantienen la aprobación de una vacuna solo si determinan que sus beneficios conocidos y potenciales superan sus riesgos conocidos y potenciales.”, reitera la OMS.

Para que te des una idea sobre lo poco frecuentes que son los efectos adversos graves, hablando de la vacuna de Johnson & Johnson encontramos que en España se han aplicado 387 mil 802 dosis y sólo se han reportado 20 efectos adversos graves, lo que es igual al 0.005%.

Un nuevo riesgo alertado por la FDA

A través de una carta dirigida a la farmacéutica, la FDA informó a los proveedores de atención médica cambios y aclaraciones relacionados con una reacción neurológica poco común y potencialmente peligrosa.

“Informes de eventos adversos después del uso de la vacuna Janssen COVID-19, bajo autorización de uso de emergencia, sugiere un mayor riesgo de síndrome de Guillain-Barré durante los 42 días siguientes a la vacunación”, señaló.

En un comunicado, la farmacéutica aclaró que la posibilidad de que esto ocurra es muy baja y que ya había estado en conversaciones con la FDA y con las autoridades sanitarias de la Unión Europea sobre los casos en los que se ha presentado el síndrome de Guillain-Barré.

Es importante señalar que hasta ahora los reportes indican que se han registrado 100 informes sobre SGB en personas que habían recibido la vacuna de Johnson & Johnson en Estados Unidos, que ya administró casi 13 millones de dosis de dicha vacuna, según citan medios como The Washington Post.

¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trata de una afección rara que puede perjudicar a personas de cualquier edad, aunque es más frecuente en hombres adultos.

En esta el sistema inmunitario del paciente ataca los nervios periféricos afectando los movimientos musculares. En casos graves puede producir una parálisis casi total.

El infectólogo Uri Torruco, explicó a Animal Político que “el síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad rara donde los nervios periféricos que se encargan de sentir y mover nuestras extremidades se inflaman y dejan de funcionar en la mayor parte de los casos”.

El especialista señala que esto es transitorio y progresivo. La parálisis comienza en los pies y poco a poco va subiendo a otras partes del cuerpo como las piernas y los muslos. Esto se agrava, dice Torruco, cuando se extiende hasta el Tórax, pues causa problemas para respirar lo que es “potencialmente mortal”, aunque no ocurre en todos los casos, pues destaca que esta afectación es totalmente tratable y curable.

Los síntomas que la OMS describe sobre esta enfermedad consisten en: debilidad u hormigueo (principalmente en piernas, brazos y cara), parálisis (que puede afectar los músculos torácicos, dificultando la respiración), así como afectaciones en el habla y al momento de pasar la comida.

La mayoría de los casos se recupera totalmente, solo del 3 al 5% de los pacientes afectados mueren por complicaciones como “parálisis de los músculos respiratorios, septicemia, trombosis pulmonar o paro cardiaco”, según la OMS.

Es poco frecuente y todavía no es claro que lo causa

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) indican que este síndrome es poco común y afecta a aproximadamente 1 de cada 100,000 personas. Se estima que cada año entre 3,000 y 6,000 personas lo desarrollan en Estados Unidos.

Para entender la idea de que tan poco probable es que te dé esta enfermedad Torruco nos pone un ejemplo: “ Es como ser alcanzado por un rayo y morir por ello”, dice.

Aunque todavía no es clara la causa del SGB, se asocia con enfermedades gastrointestinales y respiratorias. El infectólogo señala que generalmente en las pocas personas en las que ocurre este síndrome hay un factor desencadenante, “lo más común es una infección intestinal por un microbio que se llama Campylobacter jejuni”, un agente que generalmente causa gastroenteritis en la población.

De acuerdo con los CDC las personas también pueden desarrollar SGB después de haber tenido influenza u otras infecciones (como el citomegalovirus y el virus de Epstein Barr). No es la primera vez que este síndrome se relaciona con las vacunas, el especialista narra que antes ya se había asociado a la vacuna de la Influenza, que de acuerdo a los CDC “ en muy raras ocasiones, el SGB se desarrolla durante los días o semanas posteriores a la vacunación”.

“Los datos sobre la asociación entre el SGB y la vacunación contra la influenza estacional son variables e inconsistentes en las temporadas de influenza. Si existe un riesgo de tener el SGB tras la vacunación contra la influenza es menor, en el orden de uno o dos casos de SGB por millón de dosis de vacunas contra la influenza”, describen los CDC.

Lo más difícil de este tipo de asociaciones es demostrar que realmente podríamos asegurar que el síndrome de Guillain-Barré es una consecuencia directa de la vacuna, por ello se lanzan estas alertas y se continúa una investigación constante para evaluar cualquier riesgo.

Esto sabemos de la vacuna de J&J

El 12 de marzo, la OMS incluyó esta vacuna en la lista de uso en emergencias para todos los países y aprobó su distribución en el marco del Mecanismo COVAX.

La vacuna Janssen COVID-19 se administra en una sola dosis, y es la primera que se incluyó en dicha lista con una pauta de este tipo.

Es una vacuna no aprobada pero sí autorizada desde el 27 de febrero por la FDA para su uso de emergencia.

Los efectos secundarios que se han informado con la vacuna Janssen COVID-19 incluyen dolor, enrojecimiento de la piel e hinchazón en la zona de aplicación de la vacuna.

Además se han reportado efectos secundarios generales como dolor de cabeza, sensación de mucho cansancio, dolores musculares, náuseas y fiebre, que son comunes en la mayoría de las vacunas.

Fuente: Animal Político

Relacionados

Últimas noticias