12.1 C
Querétaro
lunes, enero 24, 2022
HomeSaludPara proteger tu corazón necesitas empezar a comer mejor

Para proteger tu corazón necesitas empezar a comer mejor

Imagina una deliciosa pizza al estilo Giordanos de Chicago, con una pasta mega gruesa de pan hecho con harina refinada, rellena del queso más rico, derretido y por consiguiente, más graso y con una cobertura doble de pepperoni cargada de sales como sodio, nitritos o nitratos típicos de los embutidos, recién hecha para llevártela a la boca y con cada una de estas rebanadas van también los factores de riesgo en los alimentos para la diabetes, la hipertensión, el sobrepeso o las dislipidemias, listos para hacer tu corazón estallar.

¿Cómo prevenir la enfermedad del corazón?

La Escuela de Salud Pública de Harvard T.H. Chan plantea que los expertos del corazón se refieren normalmente a 3 tipos de prevención:

  1. Secundaria. Las acciones en esta categoría entran después de que sufriste un infarto o un ataque al corazón y que cursaste con una angioplastía, una cirugía de bypass o si desarrollaste otra forma de enfermedad del corazón. Por lo que involucra la prescripción de medicamentos más la dieta u otras acciones que prevengan la aparición de otros eventos de salud del tipo.
  2. Primaria. Esta intervención se hace con la finalidad de prevenir los primeros infartos, las cirugías e incluso, otras enfermedades coronarias. En este punto, las personas ya presentan los factores de riesgo pero no la enfermedad como tal. Las acciones entonces son para que de plano corrijas tu estilo de vida por si te detectaron triglicéridos altos o presión alta por ejemplo.
  3. Primordial. Esta prevención es lo que todos deberíamos hacer desde la infancia. Adquirir hábitos saludables que prevengan sobre todo la aparición de todos y cada uno de los factores de riesgo. En realidad, este es el tipo principal de prevención, porque realmente se dan las acciones cuando las personas están sanas, sin signos de alerta para los factores de riesgo ni mucho menos para la enfermedad.

Consejos que debes seguir para la prevención primordial de tu corazón

Todo esto evitará la aparición de la inflamación, la disfunción endotelial, la formación de las placas de grasa en los vasos sanguíneos (ateroesclerosis) que forman parte de los factores de riesgo:

  • No fumar
  • Mantener un peso saludable
  • Ejercitarte; mantenerte activo
  • Seguir una dieta saludable

Los 5 mejores alimentos para tu corazón según Harvard

Teresa Fung profesora adjunta del Departamento de Nutrición de la misma escuela dice  que los investigadores han consistentemente encontrado que optar por un estilo de dieta Mediterránea -rica en frutas, vegetales, leguminosas (frijoles), semillas y grasas saludables- es lo mejor para la salud cardiovascular. Por lo tanto, los alimentos dentro de estos grupos de los que no puedes prescindir cada día en tu dieta son:

  1. Aceite de oliva extra virgen. El usar este aceite como tu grasa diaria para cocinar o para agregar a tus alimentos es lo mejor para la salud de tu corazón, ya que está cargado de ácidos grasos monoinsaturados los cuales actúan sobre el colesterol LDL “el malo”. También tiene antioxidantes que previenen el envejecimiento celular que ocasionan los radicales libres y que favorecen la acumulación de los depósitos de grasas que forman placas y bloquean la sangre en las arterias.
  2. Carnes como pescado y pollo. Muchos de ellos son carnes prácticamente magras los que las hace una buena fuente proteína. Los pescados en particular, aportan también ácidos grasos omega 3 que ayudan a prevenir las enfermedades del corazón. No importa que los comas cocidos, congelados o enlatados.
  3. Cereales integrales o granos completos. Estos contienen dos tipos de fibra: la soluble y la insoluble; además de vitaminas del grupo B, minerales y fitonutrientes que han demostrado ser efectivos para reducir los niveles de colesterol, para proteger contra la enfermedad cardiovascular y evitar la diabetes.
  4. Nueces. No por ser parte de tus colaciones o incluirlos como snacks quiere decir que no son saludables. Todo lo contrario, ya que las semillas y las nueces son fuentes ricas en grasas saludables como las grasas no saturadas que ayudan a bajar el colesterol malo y elevan el bueno “el hdl”, además de que contienen ácidos grasos omega 3. Tienen proteína vegetal y otros nutrientes benéficos (arginina, vitamina E, folatos, potasio, fibra). Todos ellos ayudan a prevenir los ataques al corazón, las arritmias, el riesgo a morir repentinamente de algo del corazón y la aparición de las enfermedades coronarias.
  5. Frutas y verduras. De frutas recomiendan sobre todo los frutos rojos, mientras que de las verduras las de hoja verde son las imprescindibles. Todos los frutos rojos son dulces como cualquier fruta y su color significa a nivel nutricional que cuentan con sustancias que son muy ricas en antioxidantes e ingredientes importantes que ayudan a combatir muchas otras enfermedades como el cáncer. Los vegetales de hoja verde y oscura son buena fuente de vitaminas como la A, la C, el calcio, fibra y también otros fitoquímicos buenos para la salud en general e importantísimos para tu corazón.

fuente: forbes

Relacionados

Últimas noticias