16.6 C
Querétaro
domingo, mayo 29, 2022
HomePortada5G y la forma en la que podría transformar la educación superior

5G y la forma en la que podría transformar la educación superior

Comprender el papel que juega la conectividad en la educación es indispensable para ampliar las oportunidades de crecimiento personal y profesional de los alumnos, pero también para hacer frente a los desafíos a los que se enfrentarán dentro y fuera del aula.

5G habilitará experiencias de aprendizaje inmersivas gracias a tecnologías como la Realidad Aumentada (AR) y la Realidad Virtual (VR), con las que el estudiante puede entrar en contacto con dinámicas que, de otra manera, no serían accesibles debido a factores como altos costos o riesgos; tomando en cuenta esto, los beneficios derivados de la conectividad se multiplican, ya que una visita vía remota a una planta de energía nuclear, una investigación en las profundidades del océano o experimentar de cerca y en tiempo real el lanzamiento de un cohete al espacio, dejarán de ser solo una idea.

De esta forma, tendencias educativas como la gamificación y la colaboración virtual, impulsadas por 5G, implican un aprendizaje más rápido y efectivo sin importar en dónde se encuentran las y los niños y jóvenes a lo largo de su educación, lo cual se traducirá en la posibilidad de trasladar su experiencia en el desarrollo de soluciones a la medida de los retos actuales.

5G y la forma en la que podría transformar la educación superior
5G y la forma en la que podría transformar la educación superior

Con esto en mente, entre 2020 y 2021, AT&T estableció convenios de colaboración con diversas instituciones de educación superior en Estados Unidos para aplicar el poder de 5G a la investigación, la enseñanza y la innovación, así como para atender los problemas que impactan a las universidades y las comunidades en las que se encuentran.

Los beneficios percibidos, tanto por alumnos como profesores, en instituciones como la Universidad de Tennessee[1], Universidad de Missouri[2], Universidad de Connecticut[3], Universidad de Miami, entre otras, ejemplifica lo que se puede trasladar en el corto plazo al entorno educativo mexicano, con lo que se podrían desarrollar proyectos como:

Apertura de espacios de prueba para la creación de aplicaciones, soluciones y nuevas capacidades impulsadas por 5G, en línea con los actuales desafíos sociales y económicos.
Reducción de emisiones de carbono y consumo de energía para dar seguimiento a un objetivo líder en la industria de las telecomunicaciones: ayudar a las empresas a reducir colectivamente una gigatonelada de gases de efecto invernadero para 2035 (lo equivalente a casi el 3% de las emisiones mundiales relacionadas con la generación de energía en 2020).
Implementación de programas académicos, investigaciones y conferencias enfocadas en 5G, con la finalidad de actualizar las habilidades y conocimientos que se tienen sobre la red para potenciar los beneficios que ofrece.
Combinación de 5G con otras tecnologías de última generación, como la Inteligencia Artificial y el Machine Learning, para reunir y analizar grandes cantidades de datos para dar seguimiento al desempeño académico e intereses de cada alumna y alumno[5].

AT&T es pionero en el despliegue e implementación de la quinta generación de redes móviles, así como en impulsar el desarrollo de experiencias de aprendizaje tan personalizadas como los paquetes que la compañía de telecomunicaciones ofrece.

El futuro de la educación depende de la capacidad del sector de transformarse: 5G es un nuevo paso en el camino que queda por recorrer.

 

Relacionados

Últimas noticias