22.8 C
Querétaro
jueves, febrero 29, 2024
HomeSociedadLos 10 hábitos más peligrosos al volante

Los 10 hábitos más peligrosos al volante

Algunas personas arriesgan su vida y la de los demás al hacer cosas imprudentes mientras vas al volante.

Los 10 hábitos más peligrosos al volante
Los 10 hábitos más peligrosos al volante

Manejar un vehículo requiere de atención, responsabilidad y respeto a las normas de tránsito. Sin embargo, algunas personas parecen olvidar esto y se dedican a hacer otras cosas mientras conducen, poniendo en riesgo su vida y la de los demás.

A continuación, te presentamos una lista de los 10 hábitos más peligrosos que se han visto al volante, basada en los testimonios de algunos conductores que los han presenciado.

Desde maquillarse hasta tocar el piano, estos son algunos de los hábitos más peligrosos que se han visto en las carreteras.

Maquillarse. Algunas mujeres aprovechan el tiempo al volante para arreglarse el rostro, usando un espejo, un cepillo y varios cosméticos. Esto les impide tener las manos libres y la vista en el camino, lo que puede provocar accidentes. Además, pueden lastimarse si se pican los ojos o se manchan la ropa.

Leer. Algunas personas se entretienen leyendo un libro, una revista o un periódico mientras manejan. Esto les hace perder la concentración y la noción del espacio, lo que puede ocasionar choques o atropellamientos. Además, pueden dañar su vista al forzarla con la lectura.

Subir ambos pies. Algunas personas, sobre todo mujeres, suben ambas piernas al tablero y manejan en control de velocidad. Esto les impide reaccionar a tiempo si necesitan frenar o esquivar algún obstáculo. Además, pueden sufrir lesiones graves si el airbag se activa.

Escribir en un teclado. Algunas personas usan su laptop o su tablet mientras manejan, ya sea para trabajar, estudiar o entretenerse. Esto les hace quitar las manos del volante y los ojos de la carretera, lo que aumenta el riesgo de accidentes. Además, pueden dañar sus dispositivos si los dejan caer o si se derrama algún líquido sobre ellos.

Fumar, beber, hablar por teléfono. Algunas personas combinan estos tres hábitos mientras conducen, lo que les hace tener las manos ocupadas y la mente distraída. Esto les dificulta controlar el vehículo y estar atentos a las señales de tránsito, lo que puede causar infracciones o colisiones. Además, pueden afectar su salud al consumir sustancias nocivas o al exponerse a la radiación de los celulares.

Cambiarse la ropa. Algunas personas aprovechan el tiempo al volante para cambiarse de un atuendo a otro, ya sea por trabajo, por deporte o por diversión. Esto les hace perder el equilibrio y la estabilidad, lo que puede provocar que se salgan del carril o que pierdan el control del vehículo. Además, pueden exhibirse indebidamente ante los demás conductores o peatones.

Manualidades. Algunas personas se dedican a tejer, coser, bordar o hacer otras manualidades mientras manejan. Esto les impide tener las manos libres y la vista en el camino, lo que puede ocasionar accidentes. Además, pueden lastimarse con las agujas, los hilos o los materiales que usan.

Mimar a su perro. Algunas personas llevan a su mascota en el asiento del copiloto o en sus brazos mientras manejan. Esto les hace perder la concentración y la visibilidad, lo que puede causar choques o atropellamientos. Además, pueden poner en peligro la vida de su perro si se escapa, si se asusta o si se lesiona.

Comer sopa. Algunas personas comen un tazón de sopa mientras manejan, lo que les hace tener una mano ocupada y la boca llena. Esto les dificulta controlar el vehículo y comunicarse con los demás, lo que puede ocasionar accidentes. Además, pueden quemarse, ensuciarse o derramar la sopa.

Tocar el piano. Algunas personas llevan un teclado musical en su vehículo y lo tocan mientras manejan, ya sea para practicar, para componer o para divertirse. Esto les hace quitar las manos del volante y los oídos de la carretera, lo que aumenta el riesgo de accidentes. Además, pueden molestar a los demás con el ruido o la música.

Estos son solo algunos de los hábitos más peligrosos que se han visto al volante, pero hay muchos más. Lo importante es recordar que manejar es una actividad que requiere de responsabilidad, prudencia y respeto, tanto por nuestra seguridad como por la de los demás. Por eso, te invitamos a evitar estos hábitos y a denunciarlos si los ves. Recuerda que una vida vale más que un minuto.

Dormir demasiado y estar sentado cuadruplica el riesgo de muerte

Relacionados

Últimas noticias