17.5 C
Querétaro
jueves, enero 27, 2022
HomeInternacionalesEl Tribunal Supremo de Rusia dictaminó el cierre del grupo de derechos...

El Tribunal Supremo de Rusia dictaminó el cierre del grupo de derechos humanos Memorial

El Tribunal Supremo de Rusia dictaminó el martes que el grupo de derechos humanos más conocido del país, Memorial, debe ser disuelto por infringir una ley que exige a los grupos registrarse como agentes extranjeros, informó la agencia de noticias RIA.

El dictamen culmina un año de medidas enérgicas contra los movimientos opositores y los grupos de derechos, en el que también fue encarcelado al principal crítico del Kremlin, fue prohibido su movimiento político y muchos de sus aliados huyeron del país. Moscú asegura que solo está aplicando las leyes para combatir el extremismo y proteger al país de la influencia extranjera.

La agencia de noticias Interfax citó a un abogado de Memorial -quien afirmó que la demanda tenía motivaciones políticas- diciendo que apelará tanto en Rusia como en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Fundado por destacados disidentes en los últimos años de la Unión Soviética, Memorial se centró inicialmente en documentar los crímenes de la era estalinista, y más recientemente se ha pronunciado contra la represión de los críticos bajo la presidencia de Vladimir Putin.

Las autoridades incluyeron al grupo en una lista oficial de “agentes extranjeros” en 2015, lo que supuso numerosas restricciones a sus actividades.

El mes pasado, los fiscales acusaron al Centro de Derechos Humanos Memorial, con sede en Moscú, y a Memorial Internacional, su estructura matriz, de violar la ley de agentes extranjeros, y pidieron su disolución al tribunal.

Los fiscales acusaron a Memorial Internacional de infringir las normas al no marcar todas sus publicaciones, incluidas las de las redes sociales, con la etiqueta que exige la ley. También acusaron al centro de hacer apología del terrorismo y el extremismo.

En la audiencia final del martes, un fiscal estatal dijo que Memorial organizó campañas mediáticas a gran escala destinadas a desacreditar a las autoridades rusas, según la agencia de noticias TASS.

El grupo negó haber cometido alguna infracción grave y calificó los juicios como una decisión política. Aseguró que sus miembros continuarán con su trabajo aunque se disuelva.

fuente: forbes

Relacionados

Últimas noticias