22.8 C
Querétaro
jueves, febrero 29, 2024
HomeInternacionalesNicaragua rompe con Argentina por Milei

Nicaragua rompe con Argentina por Milei

Nicaragua anunció el lunes el retiro de su embajador en Argentina, Carlos Midence, ante “reiteradas declaraciones” contra el gobierno de Daniel Ortega por parte del presidente electo argentino, Javier Milei.

Nicaragua rompe con Argentina por Milei
Nicaragua rompe con Argentina por Milei

El canciller nicaragüense, Denis Moncada, informó en un comunicado que la medida se tomó “en resguardo de la dignidad y soberanía” de Nicaragua, y que se mantendrá hasta que “se restablezcan las condiciones de respeto y no injerencia” en los asuntos internos del país centroamericano.

Crisis diplomática entre Nicaragua y Argentina

Moncada acusó a Milei de “inmiscuirse” en los asuntos internos de Nicaragua, al cuestionar el proceso electoral del 7 de noviembre, en el que Ortega busca una nueva reelección, y al expresar su apoyo a los opositores detenidos por el gobierno.

“El señor Milei ha hecho reiteradas declaraciones injerencistas, irrespetuosas y ofensivas contra el gobierno de Nicaragua, desconociendo la voluntad soberana del pueblo nicaragüense y alentando acciones desestabilizadoras contra la paz y la seguridad de nuestro país”, dijo el canciller.

Milei provoca el retiro del embajador nicaragüense

Milei, un economista liberal y polémico, ganó las elecciones presidenciales de Argentina el 14 de noviembre, con el 52% de los votos, frente al 40% del oficialista Alberto Fernández. Su triunfo sorprendió al mundo político y económico, y generó expectativas y preocupaciones sobre el rumbo que tomará el país sudamericano.

Entre sus primeras declaraciones, Milei criticó duramente al gobierno de Ortega, al que calificó de “dictadura” y de “violador de los derechos humanos”. También dijo que reconocería a la opositora Cristiana Chamorro como la legítima presidenta de Nicaragua, y que impulsaría sanciones internacionales contra el régimen sandinista.

El gobierno de Nicaragua ha rechazado las críticas y las sanciones de varios países y organismos internacionales, que han denunciado la falta de garantías democráticas y la represión contra la oposición. Ortega ha acusado a sus detractores de ser parte de una “conspiración” imperialista para derrocarlo.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al menos 38 opositores, entre ellos siete precandidatos presidenciales, han sido detenidos desde junio pasado, bajo cargos de “traición a la patria” y otros delitos. La mayoría de ellos permanecen incomunicados y sin acceso a sus abogados y familiares.

Ortega, de 75 años, gobierna Nicaragua desde 2007, tras haberlo hecho también entre 1979 y 1990. Busca su cuarto mandato consecutivo, con su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta y candidata a la reelección.

Rescatan a 41 trabajadores atrapados por derrumbe de túnel en India

Relacionados

Últimas noticias