17 C
Querétaro
miércoles, mayo 18, 2022
HomeNegociosEn México 90% de las empresas quiebran durante los primeros cinco años...

En México 90% de las empresas quiebran durante los primeros cinco años por una gestión deficiente de sus gastos

Para empresas de reciente creación, los primeros años son los más complicados de gestionar y serán definitorios para su crecimiento en el futuro.

De acuerdo con datos de gestion.org, diversas consultoras mexicanas demostraron que el 50% de las empresas del país quiebran durante el primer año de actividad debido a una mala gestión, mientras que el 90% fracasa antes de cumplir los cinco años de vida por la misma causa.

Los métodos y procedimientos para asegurar la eficiencia operativa de las empresas pueden ser lo último en lo que se preocupan los emprendedores, quienes la mayor parte del tiempo están ocupados en otras tareas propias del proyecto.

Una herramienta que permite el control y monitoreo de los gastos de una manera sencilla, eficiente e intuitiva será fundamental para reducir los riesgos financieros de cualquier empresa y puede ser una de las claves del éxito para proyectos emergentes.

Un buen ejemplo es tener panel de control de gastos que gracias a su sencillez se ha convertido en un aliado imprescindible para empresas emergentes.

Con él es posible identificar qué colaborador está haciendo qué gasto y categorizar en variables como comercio, industria, tipo, giro y un largo etcétera, pues está diseñado para ser muy intuitivo, dotado con herramientas avanzadas que mantienen al usuario actualizado de los gastos de la empresa en tiempo real, mediante una visualización general del uso de los recursos financieros.

Las complicaciones de un control interno inadecuado se manifiestan con falta de registro en los pagos realizados a la organización, aceptación de facturas falsas, utilización indebida del efectivo, así como en el uso de equipo o material de la organización para fines personales.

El usuario puede contar con herramientas financieras individuales -ya sean tarjetas físicas o virtuales- solo que debe haber un hilo conductor. De ahí la importancia del panel de visualización de Tribal, que agrupa y consolida todas las transacciones financieras de la empresa, es decir, se pueden administrar todas las tarjetas en un solo lugar y con sólo unos cuantos clics.

Tener toda la información detallada sobre el gasto tanto de proveedores tradicionales como de eCommerce​ o SaaS (software como un servicio), proporciona una percepción estratégica del flujo de efectivo. Es decir, se puede crear con precisión un presupuesto o incluso reformar la estructura de capital para las necesidades de liquidez a corto plazo.

No importa que se pague con la tarjeta física, que uno de los colaboradores compre una suscripción a través de una tarjeta virtual, o que el asistente contable haga una dispersión de crédito a algún proveedor; el panel de control estará ahí para registrar cada uno de los movimientos en tiempo real y desde cualquier lugar.

El panel de control de Tribal tiene diversas pestañas en las que se puede profundizar en el monitoreo de flujo, tasa de quema y gastos empresariales. Desde gastos o comercios más recurrentes, hasta gastos por usuario o tarjeta.

Además, es posible proteger las finanzas colocando candados de límites de crédito o creando tarjetas de uso único para una compra específica. Y no solo eso, también se pueden asignar distintos niveles y permisos de usuario desde Super Admin, Admin, hasta usuario básico y contador.

En este sentido, el panel administrador de Tribal permite a los directores generales y financieros otorgar permisos con diferentes niveles de jerarquía y acceso. De esta manera, es más sencillo dar seguimiento a cada centavo que sale de la plataforma y la organización.

El éxito de una empresa depende de diversos factores, muchos de los cuales no se pueden controlar al cien por ciento; sin embargo, el uso de este tipo de herramientas ayuda considerablemente a reducir riesgos, a partir de un elemento fundamental para la operatividad del día a día, como lo es el control de gastos.

fuente: forbes

Relacionados

Últimas noticias