15.4 C
Querétaro
jueves, agosto 11, 2022
HomeSociedadHabla el idioma de tus hijos

Habla el idioma de tus hijos

Primero llegaron Minecraft y Fortnite. Luego, mi hijo pequeño se volvió fanático de los patinetes de acrobacias: comenzó a llenar su vocabulario con palabras como “puntos”, “rampas”, nombres de distintas marcas y de trucos, algunos de los cuales me costaban bastante entender. ¿Por ejemplo? Fácil: intenta descubrir qué es un 540.

Ahora le interesa el mundo del grafiti. Mi deseo es que las “piezas”, “firmas” y “burners” que tiene por las paredes de edificios abandonados se transformen en actividades más centradas en el ámbito de la caligrafía o el diseño. Pero por el momento debo vigilar los “botes” y los “recambios” que también dejan huella en mi casa, por no hablar de sus pensamientos sobre los diferentes tipos de rotuladores, markers, dabbers y los distintos tipos de arte callejero. En fin: muchas palabras nuevas.

Podemos estar de acuerdo con que la forma ideal de relacionarse con un niño y conocer sus intereses y problemas es a través de actividades en común. Yo amo dibujar, así que encontrar un lenguaje común con mi hijo no me es tan complicado. Pero no siempre ocurre así. Las aficiones de los niños actualmente tiendes a ser muy distintas a las que sus padres tienen. Y tampoco es sencillo encontrar el tiempo necesario para realizar estas actividades juntos y pasar un mayor tiempo de calidad en familia. El estrés del trabajo, las tareas domésticas por hacer y… ahora, cuando estoy cerca, mi hija gira tímidamente la pantalla de su iPad, mientras observa unas figuritas con unas cabezas gigantes vestidas de forma elegante.

¿Qué es esto? ¿Se trata solo de un dibujo animado o está interactuando en una comunidad online que no es para niños? Preguntárselo de forma directa quizá no es la mejor estrategia. A esa edad, los adolescentes son muy herméticos en cuanto a sus gustos, incluso al tratse de cosas totalmente inocentes. Quieren su propio espacio y sus secretos, lejos de los adultos.

Una cosa muy distinta es mostrar interés de una forma natural por el tema. ¿Gacha Life? Claro, ¡lo sé todo sobre eso! (lo busqué en Google después de escuchar a mi hija hablar de eso por teléfono). De esta manera encontramos un lenguaje común. Lo que se transformó en un diálogo constructivo.

Dónde encontrar estas palabras

En mi caso, la palabra clave salió de la propia boca de mi hija. Pero ¿cómo averiguar los intereses de tu hijo si nunca habla de ellos? Una forma es fijarse en lo que ha buscado en Internet e investigar cualquier término que te resulte desconocido.

Si tienes acceso al navegador que tu hijo utiliza, o si le prestas tu computadora, puedes simplemente ver el historial de búsqueda. Si te descubren, seguro que existirá alguna molestia de su parte, sobre todo si tomamos en cuenta que ellos descubren este tipo de cosas muy fácilmente.

Otra opción es el software de control parental, el cual respeta la privacidad de tu hijo, pero te envía informes resumidos sobre sus intereses en Internet, así como advertencias y avisos en el caso de que busque algo inapropiado. Como comentábamos, puedes utilizar esta información para buscar en Google palabras desconocidas y utilizar estos conocimientos recién adquiridos para hablar con tus hijos sobre sus intereses.

Una tercera opción es informarse sobre las búsquedas de los niños que actualmente son tendencia. Por ejemplo, nuestro informe de Kaspersky Safe Kids ofrece un resumen de las principales búsquedas y tendencias del año. Sabemos que tu pequeño Jose es único, pero incluso el niño más bueno y perfecto del mundo se ve tentado por las modas y la cultura popular (y, hay que admitirlo, también tú).

Por tanto, al conocer algunas palabras o conceptos que están de moda, es probable que puedas acceder, poco a poquito, al mundo de tu hijo. Incluso si su respuesta es: “¿Qué? ¿Gacha? Eso es para bebé. A mí me gusta más…”, ya tienes una nueva oportunidad de interactuar…

Relacionados

Últimas noticias