15.3 C
Querétaro
miércoles, julio 6, 2022
HomeNegociosEl déficit en la producción de semiconductores forzó a la industria automotriz...

El déficit en la producción de semiconductores forzó a la industria automotriz a cerrar plantas

La falta de chips y semiconductores provocó una pérdida de 210,000 millones de dólares en 2021 a las armadoras, quienes dejaron de fabricar miles de automóviles, informó José Zozaya Délano, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

“El déficit en la producción de semiconductores forzó a la industria automotriz a cerrar plantas, retrasar pedidos y enfrentar el incremento de precios de sus insumos”, comentó durante la presentación del panel Impulsando el Capital en la Cadena de Valor Automotriz, organizado por organizado por Equity Link.

“De acuerdo con AlixPather, las pérdidas por los vehículos que se dejaron de producir en 2021 ascendieron a 210,000 millones de dólares”, dijo el representante de las principales armadoras del país.

El empresario recordó que durante la pandemia de Covid-19 creció la demanda de los productos de computadoras como laptops y celulares, lo cual también llevó a una mayor demanda semiconductores y su fabricación es muy limitada a nivel mundial.

Agregó que la industria automotriz enfrenta otros retos estructurales presentes y futuros como la reducción de la movilidad, el trabajo remoto y mayores restricciones ambientales, comentó

“La segunda mitad de este año va a ser mucho mejor que la primera, la pandemia va bajando afortunadamente, y yo ya no pensaría que es pandemia, el tema de los semiconductores también se va regularizando, no se ha resuelto ni solucionado totalmente pero va evolucionando”, comentó José Zozaya Délano.

En 2021, las armadoras General Motors, Stellantis, Volkswagen, Mazda, Audi, Toyota, Nissan y Ford hicieron paros técnicos por la escasez de semiconductores usados para fabricar automóviles y camionetas de lujo en sus planta de Sonora, Guanajuato, Baja California, Puebla, Aguascalientes, Estado de México y San Luis Potosí.

Por los paros técnicos declarados en el primer semestre de 2022,  las armadoras estadounidenses, japonesas, almenas y coreanas dejaron de producir más de 383,000 vehículos ligeros, que representa 10% de los vehículos ensamblados en 2019, según el Banco de México (Banxico).

El déficit en la producción de semiconductores forzó a la industria automotriz a cerrar plantas

El banco central señaló que la crisis de los semiconductores inició de la mano con la emergencia sanitaria de Covid-19, ya que los productores del sector automotriz redujeron sus proyectos de ventas  ante una expectativa de una menor venta de vehículos a nivel mundial, recuerda el organismo encargado de vigilar la política monetaria.

“En consecuencia, también disminuyeron sus pedidos de insumos, entre ellos semiconductores. En paralelo, las medidas de confinamiento para frenar la pandemia de Covid-19 a nivel mundial dispararon la demanda de productos de computación, telefonía móvil y electrónicos, los cuales son intensivos en el uso de semiconductores”, expuso Banxico.

La venta y demanda mundial de vehículos  General Motors, Stellantis, Volkswagen, Mazda, Audi , Toyota, Nissan y Ford se recupera de forma acelerada, luego de la flexibilización de las medidas para contener la pandemia de Covid-19, comentó el banco central..

“De manera que pocos meses después del inicio de la pandemia la industria automotriz alcanzó un nivel de producción similar al observado previo a la emergencia sanitaria”, apunta el Banco de México.

Señala que la capacidad instalada de semiconductores no ha sido capaz de atender simultáneamente la elevada demanda de los sectores relacionados con la fabricación de bienes eléctricos y electrónicos y de la producción de vehículos.

Los semiconductores son insumos sumamente especializados, cuyas características no son fácilmente sustituibles, dice el Programa de Entrevistas a Directivos Empresariales implementado por Banco de México entre el 28 de junio y el 22 de julio de 2021.

Los directivos entrevistados comentaron que ante la escasez de este insumo las armadoras se han visto obligadas a realizar paros técnicos parciales o han incrementado la producción de vehículos, cuyo componente no incluye semiconductores.

La falta de semiconductores causó una pérdida en la producción de vehículos ligeros encabezada por General Motors, que ha declarado más de 172 días de paros técnicos en sus plantas de Ramos Arizpe, Coahuila, San Luis Potosí y Silao, en Guanajuato.

En segundo lugar está Volkswagen al declarar más de 90 días en paros técnicos en su planta de Puebla; en la tercera posición se ubica Nissan por mandar a descanso por más de 62 días a sus trabajadores de Aguascalientes y Morelos, así como Stellantis/ FCA, que dejó sin trabajo durante 44 días a sus trabajadores en su línea de ensamble de Toluca, Estado de México.

Por la falta de semiconductores Audi decretó 28 días de paro técnico en su fábrica de San José Chiapa, Puebla; Toyota dio descanso 14 días a sus empleados de Tecate, Baja California, así como de Salamanca y Apaseo el Grande, Guanajuato.

Otras armadoras como Honda determinaron 13 días de paros técnicos en Celaya, o Ford que dio descanso obligatorio por 12 días a sus trabajadores de su línea de producción de Hermosillo, Sonora, y Mazda dejó de trabajar durante cinco días en su factoría de Salamanca.

Los costos de producción de los vehículos han subido para las armadoras, ya que enfrentan problemas en el suministro de insumos como el acero, resinas para producir autopartes de plástico y gas natural en México.

También, las empresas del sector automotriz han enfrentado problemas de logística, especialmente la escasez de contenedores y la ralentización de la actividad portuaria en así por rebotes de contagios que han limitado la importación y exportación de productos.

fuente: forbes

Relacionados

Últimas noticias