8.6 C
Querétaro
viernes, septiembre 30, 2022
HomeInternacionalesRío Whanganui, en Nueva Zelanda, da esperanza a los maoríes

Río Whanganui, en Nueva Zelanda, da esperanza a los maoríes

 

En 2017, Nueva Zelanda aprobó una ley innovadora que otorgó el estatus de persona (como entidad legal) al río Whanganui. La ley declara que el río es un ente vivo completo desde las montañas hasta el mar, e incorpora todos sus elementos físicos y metafísicos.

La ley fue parte de un acuerdo con los whanganui iwi, que comprende a maoríes de varias tribus que desde hace mucho han considerado al río como una fuerza viviente. El novedoso enfoque legal sentó un precedente que ha sido imitado por algunos otros países incluido Bangladesh, que en 2019 otorgó a todos sus ríos los mismos derechos que las personas.

En junio, cinco años después de que se aprobara la ley de Nueva Zelanda, The Associated Press siguió los 290 kilómetros río arriba para descubrir qué significa su estatus para aquellos cuyas vidas están entrelazadas con sus aguas. Para muchos, su nueva posición refleja un renacimiento más amplio de la cultura maorí y la oportunidad de revertir generaciones de discriminación contra los maoríes y la degradación del río.

Los maoríes de Whanganui tienen un dicho: Ko au te awa, ko te awa ko au: yo soy el río y el río soy yo.

te para la generación, sino a veces para enfriar un lago artificial que es parte del proyecto, dice Daniel. Cuando el agua es devuelta al río, puede estar más caliente y turbia.

El año pasado, el 81% de la electricidad de Nueva Zelanda provino de fuentes renovables, gracias en buena medida a este y otros proyectos hidroeléctricos grandes. Es una historia positiva que al gobierno le gusta promocionar, pero hoy en día es poco probable que tales proyectos obtengan la aprobación regulatoria debido a su costo ambiental.

Genesis Energy, la propietaria del Proyecto de Energía de Tongariro, dice que extrae en promedio el 20% del flujo de Whanganui de varias tomas para proveer de electricidad a más de 30.000 hogares.

La directora de operaciones, Rebecca Larkin, dice que Genesis trata de mitigar el impacto ambiental al evitar tomar agua de ciertas áreas y con la implementación, a lo largo de semanas cada año, de “períodos de cero toma de agua” cuando el río está bajo y más cálido. Señala que la compañía se encuentra entre los grupos que trabajan junto con Albert en la administración del río.

Pero Daniel dice que el agua es tomada para enfriar incluso cuando Genesis suspende la extracción para generar electricidad. Él y otros esperan que la empresa sea obligada a realizar mejoras importantes —o abandonar el río por completo— cuando expire su licencia reguladora para el proyecto de energía, en 2039.

Daniel tenía sentimientos encontrados al principio respecto a que el río fuera declarado un ente vivo.

“Como científico, siempre trato de confiar en las reglas y regulaciones para proteger a un río. Así que el estatus de persona fue un concepto realmente extraño para mí”, dice Daniel. “Pero lo que ha hecho es atraer mucha atención hacia el río, lo que ha sido realmente útil para resaltar los problemas”.

“Ciertamente me estoy haciendo a la idea”, agrega. “Espero que realmente cambie el rumbo y ayude a salvar el río”.

 

Relacionados

Últimas noticias