17 C
Querétaro
miércoles, mayo 18, 2022
HomeNacionalesPandemia dejó a más de 700 mil personas en carencia alimentaria en...

Pandemia dejó a más de 700 mil personas en carencia alimentaria en México

María Teresa García Plata, directora de la Red de Bancos de Alimentos de México (BAMX), asegura que la pandemia de Covid-19 dejó una estela de hambre en México, ya que quedaron más de 700 mil personas en carencia alimentaria en los días críticos de la emergencia sanitarias.

“En enero de 2020, había 1 millón 400 mil personas con el apoyo alimentario en la Red de Bancos de Alimento y pasamos a más de 2 millones 100 mil personas atendidas a agosto de ese mismo año: una cifra récord y un crecimiento extraordinario”, dice la exdirectora del Banco de Alimentos de Mazatlán.

En 2020, las familias arrancaron el año incluso con dos fuentes de ingresos y sin necesidad de asistencia alimentaria, pero para abril y mayo ya no tenían nada por la decisión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de cerrar la economía para frenar la pandemia de Covid-19, cuenta a Forbes México.

A partir de ahí, los 55 Bancos de Alimentos instalados en la República Mexicana tuvieron un crecimiento en el número de personas que recibían el apoyo alimentario brindado, explica la maestra en Mercadotecnia por el Tecnológico de Monterrey.

“En diciembre de 2021 nos quedamos en una nueva base de beneficiarios y estamos atendiendo a más de 1 millón 800 mil personas, así como los Bancos de Alimentos siguen reportando listas de espera”, señala la activista, conocida como Tere.

A nivel global, la red global de Bancos de Alimentos tiene presencia en más de 40 países y el primer centro fue fundado en 2006 en la Ciudad de México.

Gobiernos de diferentes países encontraron en los bancos de alimentos una herramienta y fortaleza para erradicar la carencia alimentaria de la población.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que es el organismo oficial para medir la pobreza en sus dimensiones, reconoció que la carencia alimentaria creció a nivel nacional, recuerda la directora de Bancos de Alimentos.

Al cierre de 2020 y antes de la pandemia de Covid-19, el Coneval calculó que había más de 25.5 millones de personas en carencia alimentaria, las cuales pasaron a 28.6 millones de personas al cierre del 2021, agrega García Plata.

La pandemia de Covid-19 dejó una estela de hambre en México y en el mundo, considera.

“Hubo un crecimiento extraordinario (de falta de alimentos) y hoy globalmente, los bancos de alimentos asisten a más de 40 millones de personas derivado de la pandemia”, cuenta la encargada de la asociación civil.

Detalla que el Banco de Alimentos es un modelo transparente y eficaz para combatir la carencia alimentaria, así como evitar una pérdida de 491 mil millones de pesos por tirar la comida cada año en México

Hoy algunos bancos de alimentos atienden a 3 mil personas y otros 180 mil personas: “Ellos mantienen una lista de espera de entre el 3 y 8% de la población que están atendiendo”.

“Sigue habiendo una fuerte demanda y necesidad de alimento variado, por lo que vamos al campo mexicano, a las centrales de abasto, a los mercados, a las empresas de la industria alimentaria, a los hoteles y a los restaurantes a rescatar alimento preparado”, comenta.

Durante la pandemia de Covid-19 se registró una alta demanda de alimentos en Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Puebla, Hidalgo, Oaxaca, Veracruz y Guerrero, especifica García Plata.

En 2021, Boston Consulting Group hizo un estudio de dónde está la mayor necesidad de asistencia alimentaria en el país y halló que era en la Ciudad de México, Estado de México, Chiapas y Guerrero.

En Chiapas hay tres bancos de alimentos que apoyan a más de 35 mil personas, pero no llega ni a cubrir el 5% de las personas que necesitan  la asistencia alimentaria, añade.

La activista detalla que los Bancos de Alimentos cobran a cada beneficiario una cuota de recuperación que no supera el 10% del valor comercial de los productos donados. Es decir, los Banco de Alimentos brindan un ahorro del 90% en los paquetes de alimentos entregados a los beneficiarios.

Un paquete de alimentos con un precio de venta de mil pesos, el Banco de Alimentos sólo cobra una cuota de 100 pesos, lo cual genera un ahorro a la familia que recibe el beneficio, refiere Tere.

En 2021, las Bancos de Alimentos firmaron convenios de colaboración con la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (CAAAREM), el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para la donación y recuperación de alimentos.

La iniciativa privada, comenta la activista, puede ver en el modelo de los bancos de alimentos de México una extensión de su cadena de valor para evitar las pérdidas y desperdicios de alimentos.

Otro de los planes es despertar el interés para que la ciudadanía sea una parte activa de la solución a la carencia alimentaria y contribuya en especie con donativos económicos o con dinero en la medida de sus posibilidades, añade García Plata.

—¿Qué estrategias tiene Banco de alimentos para posicionar su agenda, cuando vemos que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no le gusta que los privados ayuden? 

Sí, tienes toda la razón. Ha sido todo un reto el contexto político y no es el ideal. Sin embargo estamos convencidos de que todos queremos lo mismo, o sea todos queremos vivir en un país que no tenga hambre y donde haya personas con el acceso recurrente, suficiente y variado de alimentos. Tenemos la fortuna de liderar el trabajo de 60 organismos, especialistas, empresas y diferentes actores para que mueva la aguja de hambre cero, o bien se generen iniciativas para poner el camino de hambre cero a México.

fuente: forbes

Relacionados

Últimas noticias