16 C
Querétaro
martes, julio 5, 2022
HomeSaludVentajas y desventajas de tener amigos con derechos

Ventajas y desventajas de tener amigos con derechos

Existe una frase que define muy bien lo que significa tener amigos con derechos que es de Alejandro Zambra“dormimos juntos, tiramos maravillosamente bien y nunca voy a olvidar su cuerpo moreno, cálido y firme. Pero no es amor lo que nos une”.

Ventajas y desventajas de tener amigos con derechos

La base de la relación con los amigos con derechos es la amistad, no el amor de pareja. Lo que se busca es pasar un buen rato, disfrutando de la sexualidad y la intimidad, pero huyendo de todo lo que implica tener pareja.

No hay ningún proyecto de futuro juntos. Se vive en el presente y cada persona es libre para tener otros amigos con derechos.

Se podría recurrir a un tópico latino para definir estas relaciones basadas en vivir el momento: carpe diem. En ellas no importa el futuro. Hay un disfrute, un compartir la sexualidad, pero no hay un proyecto en conjunto, como sucede en las parejas.

Ventajas y desventajas de ser amigos con derechos

Existen muchas ventajas que hemos mencionado superficialmente en las relaciones de amigos con derechos. Sin embargo, también hay desventajas.

A continuación, vamos a abordar todas las que consideramos importantes para saber si este tipo de relación encaja con nosotros o no.

1. La libertad es un bien muy preciado

Sentirse libre está genial. Por eso, algunas personas deciden tener amigos con derechos.

No les deben nada, no tienen por qué pensar en un futuro juntos y tampoco lanzarse reproches por acostarse con otras personas. Los amigos con derechos se alejan de la fidelidad, de los compromisos que podrían tener con una pareja, de sentirse atados.

2. Ilusionarse es el final

Existen películas como Con derecho a roce, que pueden crear falsas ilusiones cuando una de las personas que mantiene una relación de amigos con derecho se enamora. Si no es correspondida puede sufrir y quedarse atrapada en un tipo de relación que no desea. Esto puede ser muy doloroso y afectar la autoestima.

3. No es una amistad

Esto está muy relacionado con el punto anterior porque cuando se empiezan a tener sentimientos por la otra persona y todo se termina, nos damos cuenta de que la base de la relación era nada. No había amistad porque la unión se basaba en tener encuentros sexuales. A pesar de quedar a tomar un café con esa persona o salir a pasear, ¿realmente era una amistad?

4. El sexo es estupendo

Una de las ventajas de tener amigos con derechos es que el sexo es genial. Esto se debe a que, al considerar a la otra persona una amiga, hay confianza para contarle lo que a uno le gusta o no sin tapujos.

Además, como la mayoría de los encuentros son para tener sexo, ¡se aprovechan! Así que esto es ideal para explorar los propios límites personales y disfrutar de la sexualidad plena.

5. Se puede acabar en cualquier momento

Si uno de los dos se enamora, la relación se acaba. Esta es una posibilidad que siempre estará presente para los amigos con derechos, ya que en el instante más inesperado pueden desaparecer esos encuentros que hasta ahora se disfrutaban. Esto hay que tenerlo presente y asumirlo en su momento para que no nos haga daño.

¿Compensa tener amigos con derechos?

Tener amigos con derechos no es algo bueno ni malo. Si estamos viviendo un momento en el que no nos apetece tener una relación estable, pero queremos tener encuentros sexuales con alguien, pues esta puede ser una opción.

No obstante, es importante que tengamos mucho cuidado si la convertimos en una manera de evitar estar solos (porque sufrimos dependencia emocional) o si nos hemos enamorado. En estos casos, lo mejor es buscar ayuda psicológica para saber cómo salir de ahí.

Tener amigos con derechos en estos casos no nos va a hacer ningún bien. Todo lo contrario, nos va a generar un gran dolor.

Debemos evitar entrar en las relaciones de amigos con derechos creyendo que sucederá lo que hemos visto en las películas. Hay muchas probabilidades de que eso no ocurra y de que terminemos sufriendo. Por lo tanto, conviene ser responsables en este tipo de vínculos.

Las relaciones son complicadas. Está bien experimentar y probar para saber qué es lo que nos funciona mejor a nosotros en determinados momentos de nuestra vida.

Sin embargo, hay relaciones que pueden no encajar en absoluto con nuestros valores o lo que queremos. El autoengaño es, a veces, una poderosa herramienta que juega en nuestra contra.

fuente: mejorconsalud

Relacionados

Últimas noticias